Emprendimiento, los orígenes de AquaReturn

Una idea

Tener una idea, algo para mejorar el día a día de la sociedad. Alfonso había salido de una empresa, donde era director técnico de fabricación de productos químicos, para iniciar su propio camino personal, y durante 4 años estuvo trabajando en ella, alternando entre el diseño en el ordenador y el trabajo en el taller, o como dice él mismo "diseñando arriba, construyendo abajo, modificando arriba, volviendo a construir abajo, probando abajo, y modificando arriba".

Se sumaban otras dificultades, desarrollar el modelo de negocio, el plan de negocios, las patentes y los prototipos.

Pero finalmente la idea fue tomando forma “era muy absurdo que todos los días para darnos una ducha o tomar agua caliente para cualquiera de los usos diarios tiremos agua”, era algo “absolutamente ineficaz” y decidió ponerle remedio. Mientras caía agua de la ducha pensaba en la pena que era desperdiciar el agua, un producto escaso en muchas regiones del sur de España y en gran parte del mundo.

Pero claro, las primeras ideas eran muy invasivas y ocupaban mucho sitio, sí claro, eran posibles en grandes casas, pero no en los pisos donde casi todos vivimos en las ciudades. Poco quedaba y en ello radica la gran idea, “¿de qué disponía?”, de las propias tuberías de entrada y salida del agua, y con esa idea nació AquaReturn, “mover el agua fría a donde debería estar”, o sea, en la tubería del agua fría. “De esa manera no se perdería una sola gota de agua cuando se abriera el grifo del agua esperando al agua caliente”. En eso consiste AquaReturn, “la forma de evitar perder agua y energía todos los días esperando a que llegue el agua caliente”.

Como funciona

Con esta idea, se puede alcanzar un ahorro de 22 litros de agua por habitante y día, lo que supone un ahorro en agua de 32.000 litros por familia anuales, para una familia de 4 miembros puede suponer un ahorro de 60 a 80 euros por año, mucho mayor en casas con gran necesidad de agua (con jardín y/o piscina).

Ahorra energía, el agua fría, caliente pero no suficiente, pero si sólo usas la que está a temperatura, en un hogar de 4 miembros en una casa pequeña donde tarda 45 segundos en llegar el agua caliente, hablamos de 0.5 céntimos por día en energía (unos70€ al año). Sumando el agua y la energía hablamos de un total de 140-150€ al año.

Convertir una idea en una realidad

Pero pasar de la idea al modelo, a la preindustrialización y al modelo final, para dar ese salto idea-mercado hace falta la ayuda de profesionales, como la EOI (Escuela de Organización Industrial) y su “curso de desarrollo de emprendedores Desafío 22”. Gracias a ellos pudo pasar del prototipo al modelo de negocio.

En un momento dado se inscribió a un concurso de Castilla-la-Mancha donde el premio es la formación a través de los cursos Horizonte 22 con la EOI, pudo ganar el proyecto por su atractivo, del proyecto, que consistía en formación semanal durante un año, con el cual se pudo pasar de la idea al proyecto de mercado.

Había tanto que articular, tantos campos, I+D+I, finanzas, marketing, y uno sólo no puede ser maestro en todas las áreas, internacionalizar, comercializar, aprender a negociar, estudios y balances financieros: formación por expertos, conocer debilidades y reforzar los puntos débiles. En ese punto se volvió clave la formación de la EOI. Y esta es la vivencia de la creación de AquaReturn

Puedes seguir la entrevista completa en este vídeo.

Boletín de Noticias

¿Quieres recibir las noticias de nuestro blog en tu correo?
Acepto la política de privacidad